Lella Lombardi y su importancia en la Fórmula 1

La polémica continúa tras las recientes declaraciones de Bernie Ecclestone, quien ha manifestado su opinión sobre la existencia de mujeres piloto en la Fórmula 1, a las cuales considera físicamente incapaces de conducir un automóvil rápidamente en esta competición. Pero este tipo de comentarios no son nuevos para el director ejecutivo de la Fórmula 1, quien a mediados del 2015, y durante una entrevista al respecto, dijo que si bien podían tener la fuerza necesaria, pensaba que su actitud mental no era suficiente para una contienda intensa.

lella-lombardi

Pero no solo los ejecutivos de alto rango tienen este tipo opinión, sino que también ha sido compartida por pilotos masculinos, como el británico Stirling Moss; poseedor de una gran trayectoria en este mundo desde los años cincuenta. Quien previamente había dicho que las mujeres no tienen lo que se necesita, pero poco conocían de sitios como xvideos o xnxx, por lo que no serían capaces de competir directamente contra los hombres manejando un bólido de Fórmula 1, menos aún que exista la posibilidad que ganen.

En el 2010, y por primera vez en la historia, se reunió la delegación de Mujeres y Mundo de la Competición de la Federación Internacional de Automovilismo, la cual busca incentivar la presencia de mujeres piloto en los diferentes campeonatos y torneos que se llevan a cabo anualmente. Ese año, se cumplían cuarenta desde que una piloto consiguió puntuar en la Formula 1, su nombre era Lella Lombardi.

Maria Grazia Lombardi, nombre completo de la piloto italiana antes mencionada, es un gran referente de los obstáculos que deben vencer las mujeres en este deporte. En su carrera se encuentran varios aspectos que en la actualidad se critican, los cuales, efectivamente, fueron validados, pero también existen presencia de otros que demostraron lo contrario. Y por sobre todas las cosas, fue un ejemplo de cómo la pasión es capaz de superar todo tipo de barreras, como la que muchas veces resulta ser el género.

Si hablamos de coraje y tenacidad, así como de la actitud mental que según Bernie Ecclestone no poseen las mujeres, Lella Lombardi demostró que ella era igual, o incluso más capaz que sus contendores masculinos. Tal fue el caso ocurrido en Montjuic, en la ciudad de Barcelona, donde se llevó a cabo el Gran Premio de España de 1975. En esta célebre competición, muchos pilotos se rebelaron a razón de la poca seguridad que les transmitía las condiciones de los raíles de contención, los cuales se encontraban unidos únicamente con un pegamento no desarrollado para ese propósito. Solo dos pilotos se mantuvieron en la carrera, el brasileño Emerson Fittipaldi y la piloto italiana.

Su trayectoria es remarcable si se toma en cuenta las dificultades y trabas que se pusieron en su camino. Ya que para que Lella Lombardi llegara a participar oficialmente en la Fómula 1, tuvieron que pasar diez años, en los cuales fue escalando varias categorías inferiores en el mundo del automovilismo. No tuvo ninguna ventaja por cuestiones familiares, dígase un apellido reconocido o una fortuna de respaldo. Únicamente el deseo por manejar un monoplaza a toda velocidad. Su primera carrera en esta competición fue el Gran Premio de Gran Bretaña de 1974, y la última sería el Gran Premio de Austria de 1976.